hola@kombatpadel.com  +34 911 610 080

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Para conocer The Real Padel Revolution,

coloca el dispositivo en posición vertical.

;)

Universo KOMBAT

Mito 2: El mercado perjudica a las marcas de palas de pádel

Hace no muchos años, comprarse una pala de pádel era relativamente sencillo. Había dos formas:

1.Te ibas a unos grandes almacenes (curioso que ahora alguno acabe de firmar patrocinio con WPT) y elegías una pala de las que estaban expuestas con un criterio más o menos parecido al que se utiliza para comprar vino, es decir, no tengo ni puta idea así que descarto la barata que será mala y descartó la cara que es un pastón. ¡¡Me quedo con el término medio!! 


2.La otra opción era que tu monitor o amigo jugón te recomendara la mejor pala y... te ibas al mismo centro comercial a por ella pero esta vez directo y convencido. 

 

Pero, ¿¿qué ha pasado para llegar a la “merienda de negros” que es ahora este mercado?? 

Fácil!! This is Spain. Aquí alguien ve una oportunidad de ganar dinero fácil y nos tiramos como locos. Somos más de reventar la gallina de los huevos de oro...

 

El caso es que las MARCAS se dieron cuenta que el pádel se movía en los clubes y estos a su vez entendieron que podían ganar dinero montando tiendas en las que no solo vendieran bolas y overgrips. Luego aparecieron los “monitores”, es decir los “prescriptores” y ya se fue todo al garete. 

 

¿Por qué? ¡Muy fácil! A los clubes lo que les interesa es vender horas de pista, por lo que van a fidelizar a un cliente si le venden una pala a coste... 

Resultado: a la mierda respetar los precios de venta y por consiguiente perjuicio grande para las tiendas externas a los clubes que poco a poco van desapareciendo ahogadas ante la imposibilidad de competir con esos precios porque sus costes de estructura no les permiten bajar los precios. 

 

Por si esto fuera poco, las marcas empiezan a dar material a “monitores” para que se las revendan con el premio de meterse en el bolsillo del orden de 20 o 30 euros.  

Resultado: a sufrir las tiendas de los clubes porque son los propios empleados del club los que les quitan negocio.

 

Ya nadie sabe dónde comprar una pala porque en 20 sitios te dan precios diferentes. 

¿Y entonces qué pasó? Que para buscar la mejor opción, el mejor sitio, el que tiene la mayor oferta y donde puedes encontrar más opciones es…¡¡INTERNET!! 

 

Ahí aparecen los market place y empiezan a hacer “su agosto”. Se dan cuenta que al comprar volumen no tienen que gastar dinero en infraestructuras y por lo tanto pueden meter los precios que les da la gana, ¡todo vale! Siempre van a ser más baratos. Las marcas les critican abiertamente pero les hacen el “caldo gordo” dándoles todo el material que no consiguen vender a las tiendas a unos precios que les permiten hacerles totalmente la competencia a ellos mismos... ¡¡de locos!!

 

Y los “monitores” y clubes se convierten en la herramienta que utiliza el jugador para informarse, probar y elegir la pala que después ¡¡se compran en internet a través de estos market place!! 

 

CONCLUSIÓN: la mayoría de las MARCAS (no todas afortunadamente) se quejan amargamente de la situación del pádel y su comercialización irregular, cuando SON LAS QUE HAN PROVOCADO Y AYUDADO A GENERAR ESTA SITUACIÓN. Esto en mi pueblo se llama hipocresía.

 

No le vendáis a los NO PROFESIONALES!! No les vendáis a los MONITORES!! No les vendáis a tiendas de clubes en los que no os aseguren que van a mantener los precios y no les vendáis a los Market place lo que no sois capaces de vender a un precio con el que después os harán la competencia poniendo vuestro propio producto a precios de risa y de este modo se profesionalizará de nuevo el sector y se comercializará de una forma profesional y seria.

 

Y en esas estábamos cuando... KOMBAT revoluciona esto vendiendo sólo a través de su web y consiguiendo de esa manera que el precio se respete eliminando de la cadena a todos los que la “corrompen” y se aprovechan!! 

¡Llamadme oportunista! ¡Sí! Pero es que nos lo han dejado a huevo ;) 


P.D: Habréis visto que siempre que he mencionado MONITORES lo he puesto entre comillas, y es que hoy en día cualquier mascachapas con fuerza suficiente para sujetar una pala y ser capaz de hacer que la bola pase de un lado al otro de la pista por encima de la red se considera MONITOR. Sin ninguna duda estos elementos son de lo peor que tenemos en el pádel y para ellos habrá un artículo aparte. Mis respetos a todos los MONITORES profesionales que saben de pádel, que saben enseñar y que se molestan porque sus alumnos aprendan.

También te puede interesar